Catholic Diocese of Spokane, Washington


Obispo Blase J. Cupich

(Del edición 30 septiembre 2010 del Inland Register)

Queridos Amigos en Cristo,

Hace apenas dos semanas fui instalado como su nuevo Obispo. Mucho ha pasado desde entonces y mis primeras palabras son para comunicarles mi agradecimiento a todos ustedes al reunirse este fin de semana en sus parroquias para la Misa. Yo se que ustedes han estado rezando por mi y conmigo y sincera-mente aprecio su apoyo.

Los medios de comunicación esta semana han dado la noticia de una reciente decisión de la corte de la bancarrota la cual merece mi comentario y clarificación. Hay muchas cosas que no son claras y a primera vista la situación puede parecer un poco complicada. Al tratar de comprender esta situación, me es claro que ustedes merecen una información concisa y clara. Particular-mente cuando las noticias pueden confundirnos más. Por ejemplo la historia de esta semana que reportó que ahora nosotros necesitamos juntar otros 800,00 dólares para pagar demandas futuras. Esto es incorrecto. Esto pudiera ser si a las demandas futuras se les paga esto o más, entonces sí se nos pudiera obligar. Pero este no es el caso ahora.

También quiero que ustedes sepan que yo estoy comprometido a buscar cualquier camino que me lleve a resolver la presente situación. Respetando que algunas discusiones puedan ser sensitivas y por lo tanto no se pueden compartir en su momento, estoy comprometido en proveer información oportuna a través de los párrocos. Ellos han sido extraordinarios en su paciencia y su apoyo mientras entiendo completamente estos problemas. Yo continuaré confiando en su sabio consejo que ellos y otros me puedan ofrecerme.

Como dije en la homilía de mi instalación no podemos permitir que este momento nos divida ni tampoco podemos olvidar el daño que se ha hecho a los niños que fueron abusados. La sanación tiene que suceder en diferentes niveles, para los que fueron abusados pero también por todos los que están sufriendo ahora por la inseguridad de lo que nos espera. De una manera muy radical estamos siendo invitados a poner nuestra confianza como San Pablo lo dice el día de hoy “en el Mediador entre Dios y el hombre, en Jesucristo que se dio como rescate para todos.”

Gracias por su paciencia incansable, sus oraciones y sus palabras de aliento. Les aseguro un lugar en mis oraciones con todo respeto. Yo soy

Sinceramente en Cristo,

+Blase J. Cupich
Obispo de Spokane

– Tradujo Padre Miguel Mejia


Home |


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved