Catholic Diocese of Spokane, Washington


La Paz Este Con Ustedes

"El Papa Francisco: La Cara de las Caridades Católicas"

por el Obispo Blase J. Cupich

(Del edición 19 diciembre 2013 del Inland Register)

La Iglesia, todos nosotros debe despojarnos de lo mundano. La mundanalidad es un asesino, ya que mata las almas, mata a la gente, mata a la Iglesia ... Si no nos despojamos de lo mundano, nos convertimos en pastelería – somos como hermosos pasteles, hermosas tortas y cosas dulces, pero no verdaderos cristianos.

El Papa Francisco nos dio este desafío el 4 de octubre durante su visita a Asisí. Lo hizo recordando que su tocayo, san Francisco, había desechado sus ropas suntuosas en favor de una vida sencilla y al servicio de los pobres.

A través del uso de la imagen de despojarse, el Santo Padre nos pidió vivir nuestra vida cristiana con mayor autenticidad y confianza en Dios. El despojarnos de nosotros mismos no sólo beneficia a aquellos que lo necesitan, pero tiene un gran valor espiritual para cada uno de nosotros porque aprendemos a confiar más plenamente en Dios antes que a nosotros mismos.

El Papa también está diciendo que una vida práctica y habitual de desapego nos libera de la esclavitud del materialismo y crea en nosotros una apreciación más profunda de las cosas que realmente cuentan, que realmente importan. Al despojarnos, llegamos a ser como el Dios eterno, a quien recordamos en Navidad. Dios dio todo por amor a nosotros, incluso la vida de su único Hijo.

Con estas declaraciones, el Papa Francisco se está convirtiendo rápidamente en la cara de las caridades de la Iglesia. Rob McCann y yo pensamos en el Papa cuando platicábamos del comienzo de la Colecta Anual de las Caridades Católicas. Rob es el director de Caridades Católicas Spokane. Muchos feligreses nos han expresado a los dos un gran entusiasmo por el nuevo liderazgo que el Santo Padre está ofreciendo. Algunos incluso se han preguntado si el Papa sabe el impacto que está teniendo, o si hay una manera de que nosotros le hagamos sentir nuestro apoyo. Se nos ocurrió que la colecta de este año puede ser la ocasión todos hemos estado buscando para dejarle saber al Papa de nuestro apoyo y la influencia que está teniendo durante su primer año en el ministerio de San Pedro.

Decidimos, entonces, dedicar la colecta de este año al Papa, convencidos de que lo vamos a honrar al apoyar a los más necesitados en medio de nosotros y por el demostrar el testimonio del espíritu de desprendimiento que nos ha pedido.

Esta colecta anual es también nuestra oportunidad demostrar nuestro apoyo a las actividades de las Caridades Católicas que hacen tanto por la Iglesia y por la sociedad en general. Las Caridades Católicas trabajan gracias a esta colecta. Ellos nunca han recibido apoyo financiero de la Diócesis por medio de la Colecta Anual.

Muchas parroquias han planeado tener representantes de las Caridades Católicas para hablar en las misas durante el Adviento. Es posible que desee tomar un momento para agradecer a los voluntarios por su servicio durante todo el año.

El éxito de la colecta depende de todos por eso le he pedido a nuestros pastores proporcionar folletos en las bancas durante el Adviento para que los que no han recibido un sobre en su casa puedan tener una copia. También se ha invitado a las parroquias a organizar una segunda colecta dedicada para las Caridades Católicas en todas las misas de Navidad, por lo que las personas pueden regresar a sus sobres u ofrecer donaciones en efectivo.

Como he dicho en ocasiones anteriores, las Caridades Católicas es la forma católica de proclamar nuestra convicción fundamental de que Dios ha asumido nuestra carne y es reconocible y presente en aquellos que son los más necesitados entre nosotros. A través de esta colecta de la Navidad vamos a dar voz a los que no tienen voz, la esperanza a los desesperanzados y ayuda a los desamparados. Con el Papa Francisco diremos al mundo que los pobres no son invisibles, ni olvidados. Debemos conocerlos, caminar con ellos, cuidarlos, y facilitarles el camino, como nuestro Santo Padre está haciendo en tantas formas de exhortación.

Te invito este año para que tu participación en esta colecta sea generosa y apoyes al Santo Padre y el ministerio que compartimos con él en proclamar la Buena Nueva a los pobres de nuestro tiempo.

Por favor, su ayuda en la Colecta de Navidad de este año será una fuerte declaración de solidaridad con el Papa Francisco. Voy a buscar una oportunidad para informarle al Santo Padre lo que estamos haciendo como una forma de llevar a cumplimiento la buena obra que Dios ha comenzado en él.

- Tradujo Padre Miguel Mejia


Home


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved