Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"¡Verano 2005!"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 7 julio 2005 del Inland Register)

¡Hay tantas razones para esperar con ansias el verano! La escuela ha terminado. Los estudiantes del último año se han graduado. Los cultivos están creciendo y han estado cosechado. Muchas familias toman sus vacaciones.

La Confirmación y Primera Eucaristía, las celebraciones prácticamente han terminado hasta el próximo Otoño, aunque hoy día en que estoy escribiendo estuve en Pomeroy y Tekoa, respectively, para celebrar esos sacramentos de la iniciación. El paisaje era realmente espectacular con sus campos verdes, sus montañas, y las formaciones de las nubes. Es una bendicion para nosotros el vivir en esta parte del mundo.

En el viernes por la noche, 24 de Junio, siete hombres fueron ordenados al diaconado en la Catedral de Nuestra Señora de Lourdes. Hace algunas semanas, Jim Barrow de la Parroquia de San Patricio en Walla Walla fue ordenado diácono. Tenemos ocho nuevos diáconos para servir en la diócesis ahora. La presencia de diaconado ha sido una gracia y una bendición cuando su número va aumentando. Pronto tendremos algunos diáconos de ascendencia hispana, que serán ordenados.

El 19 de Junio, la Parroquia San José en Odessa, celebró su centenario con una misa y comida. Feligreses de fuera de pueblo, que tenían raíces en la zona también asistieron. Fue una bendicion para nosotros el tener al Sr. Obispo William Weigand, Obispo de Sacramento con nosotros para la fiesta. El vivió con su familia en Odessa hasta los cinco años, cuando se trasladaron a Tekoa, donde su padre fue trasladado como el director de la tienda Penney. La visita del Obispo Weigand fue un hecho más extraordinario, por el hecho de que fue, en cierto modo, una fiesta personal – una presentación en público, cuando se esta recuperando de su trasplante de hígado de hace algunos meses. Un donante se presentó para compartir el 70 por ciento de su hígado, asi que el obispo pudo vivir. La recuperación del Obispo Weigand parece estar se yendo muy bien. Por favor manténganlo en sus oraciones.

Esta fiesta del centenario tenía sus fotografías para exhibir e historias para contar. Las fotos de las bodas y las primeras fiestas de comunión parecian ser el enfoque de la atención, cuando las personas observan cómo todos han cambiado durante las décadas. Algunos de los pastores de hoy cubren mucho territorio cuando sirven tres o cuatro parroquias. En los primeros días del área de Odessa, su pastor sirvió misiones de Burke (algunas millas de Quincy) todo el camino hasta Sprague. La misa fue celebrada a menudo en las salas de clases. La historia es dicha que uno de los pastores predicó su sermón al final de la misa con la puerta de la iglesia abierto siempre por que asi él podia ver las vías férreas. Cuando el tren se acercaba, para él era el tiempo de parar y coger el tren para la próxima parroquia. ¡Las cosas han cambiado!

El próximo domingo celebrare-mos el centenario de la Parroquia de San Bonifacio en Uniontown. En medio de Noviembre, La parroquia de San Gall de Colton celebra su centenario. Tengo que maravillarme realmente, de estos primeros pioneros que vinieron a esta parte del mundo para empezar las nueva vida. Tenían un sueño que podieron hacerlo realidad. Con un poco más que que la ropa en la espalda, se embarcaron en un nuevo riesgo para ellos y sus familias.

La esencia de esa historia es contada en las comunidades de hoy, cuando los inmigrantes vienen a nuestra área, principalmente del sur. Se han hecho una parte esencial de nuestra iglesia y de la economía, ellos enriquecen nuestras comunidades de fe con su presencia. Es otra oportunidad para nosotros el continuar creciendo como iglesia dándoles calurosa bienvenida y hospitalidad, reconociendo así que somos un Cuerpo de Cristo.

El 1 de Julio tendremos nuestra transiciones pastorales, cuatro sacerdotes de la diócesis de Spokane entran a la “Jubilación.” Monseñor James Ribble, reciente-mente en la Catedral de Nuestra Señora de Lourdes; Padre Felix Lorge, oficialmente saliente de las parroquias de Colfax y LaCrosse; Father John Birk, con residencia en la Parroquia de San Patricio en Pasco y capellán del Centro Medico de Nuestra Señora de Lourdes, y el Padre Tom Caswell de la Parroquia de Santa Rosa, en Cheney. Como la mayoría de ustedes lo saben, sin embargo, incluso al jubilar, los sacerdotes continúan serviendo al pueblo de Dios. Así como se los permite su salud, estos sacerdotes, son Ministros de una manera algo limitada, sin la responsabilidad de la administración de una parroquia (o parroquias). Yo estoy muy agradecido con todos ellos, que se han entregado y dedicado sus vidas, en tan generoso servicio por décadas.

Ser pastor de una parroquia requiere una gran destreza. La vida de la parroquia es complicada. Sus demandas presentan desafíos que muchos no aprecian, hasta que no han tenido la experiencia ellos mismos. Piense en las responsabilidades de un pastor: buenas homilías; finanzas responsables; las liturgias eficaces; presencia pastoral, especialmente en tiempos de gran necesidad, como una muerte; más y más. Cada persona tiene regalos únicos, caídos del cielo. Espero que todos podamos continuar creciendo en gratitud en el intercambio y en apertura a nuevos dones y a nuevas posibilidades.

Así, ya el verano está aquí. Cuando reflexionamos sobre nuestra vida diocesana y los desafíos únicos que enfrentamos en este momento como familia diocesana, debemos recordar que los eventos de nuestros vida cotidianas continúan, con muy buenas cosas que ocurren y muchas oportunidades para crecer en gracia, en edad y en sabiduría. El poder del Santo Espíritu está en nosotros, y La Sagrada Eucaristía nos lo recuerda constantemente y nos llama a ser pueblo de Jesús nuestro redentor.

Paz y bendiciones para todos.

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved