Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"La reunión de los obispos"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 28 julio 2005 del Inland Register)

Tradicionalmente, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), se ha reunido dos veces al año para reuniones generales. Cada Noviembre las reuniones se han producido en Washington D.C., aunque el sitio de acción cambiará a Baltimore, en Noviembre de 2006.

A mediados de Junio de cada año, se sostienen reuniones en diferentes ciudades del país, depende de la invitación del obispo local, y quizás unida a una específica celebración local, que acompaña la reunión. El mes pasado, se sostuvo en Chicago, en ocasión de la celebración centenaria de la reunión de la Sociedad de Extensión. La Sociedad de Extensión ha sido una organización maravillosa, que ha asistido a los misioneros de las diócesis, en nuestro país, sobre todo con la edificación de nuevas iglesias y en el apoyo de varios trabajos apostólicos. Por ejemplo, la Extensión proporciona ayuda significativa a las Diocesis de Alaska, que tienen necesidades únicas, pero con muy pocos recursos.

La reunión de Chicago reflejó un cambio en el formato de nuestras reuniones. Ésta fue mi primera vez presidiendo la reunión. Un cierto desafío: ¡tratar de recordar las caras y los nombres de algunos de los 260 obispos presentes! Además de ser la persona a cargo que debe vigilar el flujo de la reunión, asegurando de que nos adherimos a las Reglas de Orden de Robert. De hecho, a cada una de nuestras reuniones públicas, el Señor Henry Robert, nieto del original Señor Robert, está en el frente, para ayudarnos a ordenar las situaciones complejas en la discusión y votación. Enmendaduras de enmendaduras pueden hacer un pedazo muy lento.

En los años recientes ha habido un sentimiento creciente entre los obispos, que asumimos demasiado documentos. Igual que el procedimiento de enmendadura a estos proyectos de documentos necesita ser simplificados de manera que el proceso de enmendadura no tomé demasiado tiempo de la reunión general. También, se ha expresado un acuerdo general sobre la necesidad de tener más tiempo para aportes y para discusiones sobre emisiones importantes tal como, la evangelización de la cultura y el desafío de la formación de la fe desde momento de la temprana niñez hasta la madurez acabada. La reuniones regionales también dan énfasis para discutir emisiones, porque la cultura católica varía considerablemente de una parte del país al otro.

Ha habido algunas apacibles críticas sobres estos cambios; algunos dicen que los obispos se retiran interiormente en lugar de dirigirse a las necesadades y situaciones más globales. Esa observación no esta de acuerdo con mi propia experiencia o lo que observo y oigo entre los obispos en general. Nuestra Iglesia es compleja, y realizamos nuestro ministerio en un mundo complejo al mismo tiempo que nos esforzamos por vivir y proclamar el Evangelio.

En la reunión de Chicago, una emisión muy importante fue aprobar el “carta constitucional para la Protección de los Jóvenes y Niños,” y las normas que le dan un golpe legal, a la carta constitucional. Las normas deben ser aprobadas por la Santa Sede. Después de algunas modificaciones menores de ambos documentos (aceptados originalmente en la reunión de Dallas el 2002), y después de un detallado trabajo preparatorio por una comisión mixta que comprendió representantes de la Santa Sede y de nuestra conferencia, se aprobaron las normas casi unánimemente. Ésto indicó el fuerte compromiso de los obispos para la contínua implementación de la carta constitucional.

El resto de la agenda incluyó varios otros documentos, una sesión ejecutiva, y una tarde de aportes, reflexión y oración en el rol del obispo.

En el mes de Junio que viene la USCCB se reunirá en Los Angeles.

Los obispos del Noroeste (Región XII) siempre nos reunimos para un retiro a principios de Enero, después nos reunimos en algún lugar de la región, por un par de días después del Cuatro de Julio. Este año nos encontramos en Coeur d’Alene. Quince de nosotros, nos pudimos reunir. En el primer día, hicimos un viaje en barco por Coeur d’Alene partiendo camino arriba hacia el Río Coeur d’Alene. El segundo día, hicimos una visita al histórico Wallace, Idaho, una gira a través de las minas, y una visita a la Misión de Cataldo nos llevó la mayor parte del día. Los dos días pasaron demasiado rápido, pero fueron maravillosos.

El año pasado nos encontramos en Clarkston y tomó un día de viaje por barco desde Clarkston por el cañón, arriba el Río Snake a la represa del Cañón Infierno, aproximadamente 110 millas sólo en una dirección. Ese tiempo, también, fue memorable.

En la tarde del Cuatro de Julio, el Obispo Thomas Connolly, Obispo Emeritus de la Diócesis de Baker, en el Este de Oregon, montó conmigo a Dry Falls State Park y el Grand Coulee Dam. El no conocía nada. La representación de la gran inundación de Missoula (hace 15.000 años) al Dry Falls, Centro Interpretativo, está muy bien hecho. Más tarde en la tarde, pudimos ser parte de la última parte de la gira por la maquinaria de la represa del Grand Coulee, que ahora incluye una visita a las turbinas, abajo del nivel del agua. Para llegar allí, tubimos que pasar a través de un detectores de metales, por seguridad.

Todo de ésto me recuerda la belleza y la maravillosa diversidad de nuestra área. Hemos sido muy bendecidos, de verdad.

Mucha paz y bendiciones a todos/as.

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved