Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"Una rica tradición"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 14 septiembre 2006 del Inland Register)

Para la Iglesia católica en los Estados Unidos, El Domingo Catequético, que se celebra el 16 de Septiembre este año. Tradicionalmente, la observancia nos recuerda la importancia de nuestra responsabilidad en la formación catequética dentro de la Iglesia. Somos una sociedad que esta inundada con información e imágenes. El conocimiento y apreciación de la enseñanza de nuestra Iglesia se ha vuelto muy importante para ser fiel y guarda nuestro sentido de equilibrio y perspectiva.

En 1992 el Papa Juan Pablo II promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica (CCC). El trabajo, llevo varios años de preparación, ha llegado a ser un fino resumen de las enseñanzas de la Iglesia. Las 900 paginas del CCC no pensó nunca un texto de clases, sino, un recurso de la enseñanza de la Iglesia – en verdad una riqueza de información. El CCC con muy buenas notas y referencias, de manera que se ha transformado en un libro muy práctico y popular para encontrar rápidamente ciertos temas y tópicos.

La historia de la enseñanza de la Iglesia, y cómo esa enseñanza fue compartida con los fieles en el paso de los años, es muy diferente de hoy. En los primeros siglos de la Iglesia, antes del advenimiento de la imprenta a mediados de 1400s, se logró el aprendizaje se logro a través de la experiencia oral. Aun antes de la venida de Jesús al mundo, maestros judíos enseñaron las Escrituras preguntando a los estudiantes, repitiendo los versos, una y otra vez. El significado de la raíz del catecismo de la palabra viene de la palabra griega “hacer eco de.” Así el método de enseñanza fue “hablar y eco.”

La imprenta hizo posible una expansión dramática en el cómo la enseñanza de la Iglesia llego a ser compartida. Dentro de 100 años de la invención de la imprenta, dos catecismos por los Santos Pedro Canisius y Robert Bellarmine fueron publicados, usando una estructura de preguntas y respuestas. En 1563 el Concilio de Trent emprendió la tarea de publicar una presentación mas comprensiva de las enseñanzas católicas. Este esfuerzo dio por resultado el Catecismo romano de 1566. Este trabajo seminal llego a ser el principal apoyo para la enseñanza católica; de hecho, su última edición fue publicada en 1978.

En los Estados Unidos, los católicos se acostumbraron a utilizar el Catecismo de Baltimore, aceptado por el Tercer Concilio de Baltimore en 1884. El Catecismo de Baltimore contuvo 421 preguntas y respuestas en 37 capítulos. Algunos de nosotros que somos un poco mayores podemos recordar el esfuerzo que hicimos para memorizar las preguntas y sus respuestas, sobre todo cuando nos preparamos para celebrar nuestra Confirmación. Algunas personas todavía desean esos tiempos del Catecismo de Batilmore, pero esa herramienta de enseñanza ahora es muy limitado, dado a que el Concilio Vaticano Segundo y el desarrollo continuado de nuestra teología, la práctica litúrgica, y la espiritualidad.

El Catecismo de la Iglesia Católica esta distribuido en cuatro partes: “La Profesión de Fe,” “La Celebración del Misterio cristiano,” “Vida en Cristo,” y “Oración cristiana.” El CCC comparte con nosotros nuestra rica tradición de enseñanza y creencia, incluso la herencia de los doctores, Padres y santos de la Iglesia. Aun, refleja también nuestra situación contemporánea, problemas, y preguntas. Más que nunca, necesitábamos esa guía y sabiduría en nuestro complejo mundo.

Hace varios años, dado la complejidad del CCC, en EE.UU. los obispos católicos decidieron que debiéramos publicar un catecismo por adultos. Como resultado de esta decisión se publicó, el Catecismo de Adultos en los Estados Unidos, el junio pasado. Los temas siguen el orden del CCC, pero su estructura es algo diferente, con referencias constantes al CCC. En un cierto sentido también es más legible.

La estructura de el esta arreglada en 36 capítulos en una manera muy práctica: 1) Historias y lecciones sobre la fe; 2) Enseñanza: su fundamento y aplicación: 3) Columnas; 4) Relación de las Enseñanzas católicas y la cultura; 5) Preguntas para la discusión; 6) declaraciones doctrinales; y 7) Meditación y Oración. Uno de las historias de fe se trata de Madre Joseph de las hermanas de Providencia, que sirvió aquí en el Noroeste.

Tiene un índice muy bien trabajado y contiene una conclusión con una reflexión sobre “Una Fuente de Significado y Esperanza,” un glosario de términos, oraciones tradicionales católicas, y una lista de recursos adicionales.

Cuando reflejamos en nuestra responsabilidad mutua de crecimiento, en el conocimiento de nuestra enseñanza y tradición, encuentro que este trabajo puede ser un recurso excelente para continuar con nuestra formación y aprendizaje. A la conclusión de la introducción del libro, los obispos escriben, “es nuestra esperanza que este Catecismo de los Estados Unidos para Adultos sea una ayuda y una guía por ahondar en la fe. Serviría como recurso por el Rito de Iniciación cristiana de Adultos y la catequesis continuada de adultos. Estará también de interés para aquellos que quieren volver a integrarse al Catolicismo. Finalmente, puede servir como una invitación por todos los fieles para continuar un crecimiento en la comprensión de Jesús Cristo y su amor salvador para todas las personas.”

También quiero traerle dos a su atención otras dos importantes publicaciones que pueden encontrar útiles. El primero es el Compendio, Catecismo de la Iglesia Católica, aceptado por Papa Benedicto XVI. Éste es un resume del CCC en 200 paginas, en la estructura de preguntas y respuestas. El segundo es el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, publicado por el Concilio Pontifical por la Paz y la Justicia, en la Santa Sede.

¡Feliz lectura y estudio! Bendiciones y paz para todos!

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved