Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"Manténganse leyendo"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 7 febrero 2008 del Inland Register)

Las “100 Caminos en 100 Días” celebración durante la Semana de las Escuelas católicas fue una gran y primera experiencia, en la Universidad Gonzaga, con nuestros niños de las escuelas primarias católicas. Mitch Finley ha escrito un artículo sobre esto en esta emisión (Editor nota: vea página 9) no escribiré más sobre el evento, excepto agradecer a todos de aquellos que hicieron posible el evento.

La Semana de las Escuelas católicas nos ayuda a apreciar la misión de la educación en la Iglesia en todos sus niveles. La expresión de esa misión ha sido única aquí en los Estados Unidos, pero también la misión continúa en tierras donde hay necesidad de proporcionar educación para los niños. Pienso en nuestro esfuerzo en Guatemala, en nuestra relación con la Diócesis de Sololá a través de los años. Cosas notables han pasado en Guatemala en un colaborativo esfuerzo por hacer que la educación este disponible para los niños de allí, algunos de ellos por primera vez. El compromiso de la Iglesia a este esfuerzo es ciertamente muy evidente, como cuando los misioneros llegaron aquí en el Noroeste hace más de hace 100 años. Comunidades de mujeres y hombres Religiosos estaban a la vanguardia para hacerla llegar.

Se ha celebrado en febrero tradicionalmente en la Iglesia el Mes de la Prensa católica. Tenemos la oportunidad apreciar el medio impreso en la Iglesia, su historia, y su importancia. En una manera recordar y tener una apreciación de la prensa católica con la Semana de las Escuelas católicas. A menudo igualamos el aprendizaje con nuestros años más tempranos en la escuela y minimizamos o descuidamos las oportunidades que tenemos más tarde en la vida para ser aprendices a través de toda la vida. Nunca hemos tenido una población mundial así educada, y todavía cuanto más necesitan necesitamos hacer en este aspecto, sobre todo en esas partes del mundo económicamente de privados.

Para nosotros en la Iglesia, se han ido hace tiempo los días cuando se relegaba al Catecismo Baltimore para nuestra formación católica. Nuestro mundo hoy es mucho más sofisticado, complejo e interconectado. En la Iglesia los documentos del Concilio Vaticano Segundo; las escritos papales, tal como encíclicas, cartas apostólicas, y mensajes especiales; las cartas pastorales de las conferencias de los obispos de alrededor del mundo; el Catecismo relativamente nuevo de la Iglesia católica: todo estos nos ha dado un cuerpo de enseñanza rico y muchos se requerían cuando nos dirigimos la realidad de nuestras jornadas espirituales y el mundo en el que vivimos. Requerimos el conocimiento de nuestra tradición de la fe, la sabiduría de la enseñanza de la Iglesia hoy, vivir y hacer decisiones en nuestro tiempo que sean consistentes con la enseñanza de Jesús y al mismo tiempo tomamos responsabilidad para vivir nuestra propia vida.

Recientemente hemos oímos que nuestra cultura esta siendo afectada con una población más pasiva mirando mucha televisión, menos lectura, y menos centrados en los medios de comunicación de la prensa con respecto a las noticias del día. Por supuesto, hay muchas maneras en las que recibimos noticias hoy, tan diferentes de las generaciones anteriores. Televisión y, más recientemente, el Internet ofrece oportunidades de ser informados. Ahora vemos instantáneamente los acontecimientos que suceden al otro lado del mundo.

Obviamente, eventos contemporáneos son importantes para que nosotros podamos mantenernos al día y responder cuando sea necesario. Todavía, hay también un cuerpo tremendo de conocimientos que nos proporcionan un recurso por enriquecimiento personal y apreciación de nuestras tradiciones en la fe. Más recientemente, el Catecismo de la Iglesia católica nos ha dado un resumen de la enseñanza de la Iglesia que nos habilita para usar este como un recurso de información y de conocimiento sobre lo que la Iglesia enseña. Un resumen muy popular de este documento que es más legible y digerible es el Catecismo por Adultos de los Obispos de los EEUU que debe estar disponible en cada hogar. Cuando experimentamos Cuaresma, una intención cuaresmal que vale la pena seria leer este trabajo en su integridad.

Quizás durante el tiempo cuaresmal, podemos examinar el espíritu de aprendizaje en nuestras vidas. ¿Cuanto leo? ¿Cuanto trato de mantenerme al frente de los desarrollos en la Iglesia y en teología? ¿He leído las encíclicas del Papa Benedicto XVI Dios es Amor, y Salvador en la Esperanza? Ambos son excelentes. Escritores espirituales del día y revistas

católicas nos ayudan a estar informados y reflexionar sobre nuestra vida personal y nuestra situación en nuestro mundo, vistos con los lentes del Evangelio. También debemos preguntarnos cuan comprometidos estamos con un espíritu de aprendizaje cuando miramos Televisión en forma exagerada lo que nos aleja de tener otras oportunidades importantes para el desarrollo espiritual y el conocimiento - por ejemplo, como la lectura.

El Internet ahora esta lleno de recursos para nosotros. No hemos empezado todavía a utilizar en su totalidad el potencial de este medio y esta enriquecido por los desarrollos más nuevos en la Iglesia. Como tecnología continúa creciendo y cuando estamos viviendo en una comunidad global, enraizada en nuestra tradición de la fe y el espigueo de sabiduría de otros que puede ser muy útil por nosotros.

En la realización que Dios por el poder del espíritu continúe formándonos, pueda ser que no perdamos la oportunidad leer y aprender. Nosotros nos enriqueceremos. Así nuestras familias, nuestra iglesia y nuestro mundo.

¡Bendiciones y paz a todos!

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved