Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"¡Progreso!"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 22 mayo 2008 del Inland Register)

El 12 de mayo, fecha en que la Diócesis marca el cierre del Proceso del Capítulo 11. Como resultado, pronto se terminaran los trabajos en las cortes del estado. La diócesis ha cumplido su obligación monetaria de reunir $48 millones para el pago. La diócesis podía pagar $1 millón que podía esperar hasta mas tarde en el 2009, pero por varias razones hemos decidido que seria prudente y sabio hacer ese pago ahora y salir completamente del Capítulo 11. Por supuesto, todavía tenemos deudas con varias entidades, y ese desafío se reflejara por un tiempo.

Expreso mi profunda gratitud a toda nuestra familia diocesana cuando hemos tenido que pasar por el desafío de este proceso. Así se envolvieron muchos diferentes comités con un generoso compromiso de tiempo, sabiduría y habilidades. La complejidad de este proceso del capítulo 11 exigió cuidadosas decisiones cuidadosas y una prudente previsión. Así muchos han contribuido con a ese proceso. Hemos intentado hacer este con una honda preocupación por las víctimas de abuso sexual por sacerdotes de la diócesis y un fuerte compromiso para asegurar el deseo de que esto nunca vuelva a pasar de nuevo. Con respecto a la participación de las personas de la diócesis, nunca podría estar lo suficientemente agradecido por sus oraciones, su generosidad y su hondo sentido de fe.

El pago monetario requirió $10 millones de las parroquias. El Obispo estuvo de acuerdo en consolidar un aumento o préstamo de $5 millones. Otras porciones del dinero vinieron de dinero del seguro ($20.5 millones); $5,5 millones vino de la venta del Centro Pastoral en Riverside Avenida, en el Oeste de Spokane, la venta de propiedades en Rosalía, una granja en el intercambio I-90, la casa del obispo. $7 millones reunidos en negociación con los Cementerios católicos, Caridades Católicas, el Rancho “Morning Star” y la Casa de Retiros Inmaculado Corazón de María. La colecta de $10 millones del otoño recién pasado de las parroquias para este esfuerzo han llegado a la increíble suma $8,3 millones en dinero efectivo, con la mayor parte del resto probablemente pagado a través de los próximos años. ¡Gracias, parroquianos, por su tremenda generosidad!

Por otro lado la diócesis, durante las negociaciones en Reno, estuvimos de acuerdo en consulta con el concilio de finanzas del obispo, que yo reuniría $5 millones entre varias entidades para el paquete de pago. Esto se hizo para prevenir la venta de este Ingreso y Préstamo en la carpeta de préstamo y la propiedad del Seminario. Esa cantidad fue aumentada por $1 millón brevemente después establecer el acuerdo de las partes. Además de los $ 48 millones de pago, allí se requirió otro $1,3 millones para consolidar el Ingreso y Préstamo y pagar a los acreedores. Hasta hoy he reunido $1,5 millones en donaciones.

Las consecuencias de todo esto es que toda nuestra deuda diocesana es aproximadamente $5 millones, ahora debemos a otras entidades católicas y a un banco comercial. Esta deuda se irá pagando a través de un período de años desde la operación del presupuesto de la diócesis.

Todos ustedes necesitan saber cuan generosas otras entidades católicas han sido con esta diócesis, o por vía de sinceras donaciones, prestamos a largo tiempo y bajos intereses. Su apoyo verdaderamente demuestra lo es ser Iglesia. Sé que algunas de las donaciones más pequeñas demuestran un sentido tremendo de generosidad cuando uno considera su propia situación financiera. Nuestro pago es ahora final, y tenemos un alto grado de que al final es necesario proteger la misión de nuestra Iglesia local y nuestras 81 parroquias en la diócesis. Ahora hay un sentido de estabilidad en saber exactamente en lo que estamos embarcados.

Anteriormente mencione la necesidad de nuestra sensibilidad para con las víctimas. Uno de los aspectos no-monetarios del pago fue ir a cada parroquia donde un sacerdote abusador había servido, nombrarlo (s), pedir disculpa en mi nombre, de mis predecesores, y de nuestra Iglesia diocesana, y finalmente alentar a las víctimas que todavía no lo han hecho a informar a las autoridades y contactarse con nuestro coordinador de ayuda de las víctimas. Hicimos esto en el contexto de una Tarde de Oración de Reparación, de Lamentación y Expiación, con el tema del Evangelio de Marcos; “Dejad que los niños vengan a mí.” ahora se pondrá el icono viajero de esta escena del Evangelio, que lleve a cada servicio, en la Catedral de Nuestra Señora de Lourdes en conmemoración de las víctimas de abuso sexual por sacerdotes. Nunca debemos olvidarlos en nuestro amor y en oraciones. Estas Tardes de Oración de Reparación, de Lamento y Expiación fueron calendarizadas desde principios de diciembre y concluyeron el 6 de marzo.

Cuando nos detenemos un momento y miramos al futuro, junto al obispo, esta semana recién pasada, celebramos y abrimos el terreno de lo que será el nuevo Seminario “Bishop White”. Esta facilidad estará terminada aproximadamente en un año y proporcionará un espacio mucho más utilizable y práctico para la formación del clero y de los laicos, además proporcionara espacio para otras reuniones diocesanas también. La Fundación Católica ha facilitado el esfuerzo en la reunión de fondos (antes del Capítulo 11) para apoyar este nuevo complejo y reforzar la dotación para la educación de los seminaristas. Junto a esta aventura nueva, continuaremos investigando las maneras más eficaces para continuar con la misión de la Iglesia con nuestros limitados recursos.

Una vez más, expreso a ustedes mi profunda gratitud por su fe, fidelidad a la Iglesia en tiempos de desafíos, y por su generosidad. Si hay cualquier pregunta más allá de lo expresado anteriormente, por favor no vacile en contactarme a mi o un personal de la Diócesis. Que Dios continúa bendiciéndonos a todos cuando llevamos a cabo el trabajo de la Iglesia.

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved