Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"Creciendo en comunidad"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 23 octubre 2008 del Inland Register)

La Iglesia en todos sus niveles es una comunidad de fe. Cada parroquia, cada diócesis debe trabajar construir relaciones dentro de todos sus límites.

Los obispos de los Estados Unidos se reúnen regularmente como Conferencia Católica de Obispos de los Estados Unidos para tratar materias de interés común, de sus necesidades y apoyo común. Hay aproximadamente 185 diócesis es en nuestro país. En la escala universal nosotros somos, por supuesto, sólo aproximadamente 6 % de la población católica total del mundo. Nosotros como Iglesia de los EE.UU. debemos relacionarnos también con la Iglesia universal.

Para el tiempo en que ustedes lean esto, obispos seleccionados de todo el mundo (junto con otros participantes) habrán concluido el Sínodo de los Obispos, en Roma, centrado en el tema sobre la Palabra de Dios. Nosotros todo ponemos nuestra esperanza en la sabiduría colectiva, el discernimiento, y la futura dirección que nos viene de tales reuniones de la Iglesia mundial.

En nuestra propia diócesis, varias reuniones muy significativas se producen reuniendo personas para discutir lo que Iglesia significa para nosotros: nuestros desafíos, y algunas metas que necesitamos ponernos. Siete reuniones de los Ministerios Regionales se reúnen con los pastores, directivas parroquiales, empleados, y la Secretaría diocesana, para centrarnos en la evangelización. La Reunión Diocesana del Consejo Pastoral del 10 al 11 de Octubre discutió también el mismo tema.

Del 1 al 2 de Octubre, los sacerdotes de la diócesis se reunieron en Walla Walla, para nuestra asamblea anual. Nos reunimos en el Salón de la Parroquia de San Patricio, con un almuerzo proveído por el grupo de los Encuentros Matrimoniales Hispanos de la comunidad. La comida de la primera tarde la tuvimos en el Salón de la Parroquia de la Asunción, y nuestro último almuerzo se realizó en el Salón de la Parroquia de San Francisco, con un tema italiano. No he visto las evaluaciones todavía, pero sospecho que los comentarios de todas las comidas fueron superlativos.

Walla Walla, es un lugar muy histórico para nuestra diócesis. Fue la primera diócesis en el Estado del Washington y el lugar donde se ordenaron los primeros sacerdotes del Estado. La historia del establecimiento de la diócesis, junto con la matanza en Whitman, la hace fascinante y compleja. Para la primera parte de la reunión con los sacerdotes, oímos algunas de las historias del lugar. Lo que pasó en los años 1840s y los ’50s llegó a ser parte de nuestra propia historia, y no debemos olvidar esas raíces. Tengo que admirar el tremendo valor, la visión y las penalidades que envolvió a todo el pueblo en esos días – el Pueblo Nativo, las familias, y los mi sioneros.

Lo siguiente, en la agenda de la asamblea presbiteral fue una discusión sobre nuestras relaciones como sacerdotes, dado nuestra rica diversidad, muchos regalos, y también muchas tensiones, naturalmente se levantan en nuestro medio, al mismo tiempo, como un desafío en nuestros ministerios. En años recientes en los EE.UU., ha aumentado el enfoque puesto en la fraternidad entre los sacerdotes - sus relaciones de los unos con los otros, y una apreciación de sus ataduras comunes, en sus ministerios. Estoy seguro, que esto no es una sorpresa para ustedes, aún en los mona sterios, los residentes necesitan contar con el factor humano, que es parte de nuestras vidas. Así es con el presbiterio diocesano también tenemos que crecer en nuestras relaciones y apoyarnos los unos a los otros. Así como en las relaciones familiares, las cosas nunca son perfectas, y necesitamos trabajar en ellas.

Una parte significativa de nuestras discusiones, en la asamblea, se centro en el desafío de la formación de la fe y de la catequesis. ¿Cómo nos informamos mejor sobre nuestra fe? ¿Cuán bien estamos pasando la fe? ¿Cómo podemos ayudarnos, los unos a los otros, en la necesidad que todos tenemos, de crecer en el conocimiento de nuestras tradiciones y de las enseñanzas de la Iglesia? ¿En una cultura en la que, la mayor parte de nosotros estamos cada vez más ocupados, cómo podemos establecer un tiempo no negociable, para asistir a misa los domingos, continuar aprendiendo, y crecimiento en nuestra vida de santidad ? Estos desafíos deben proporcionarnos motivación para buscar soluciones eficaces y un corazón deseoso de hacer lo mejor.

El último día de la asamblea incluyó, una presentación del Padre Steve Dublinksi, Vicario General de la diócesis y Moderador de la Curia, sobre la situación financiera de la diócesis. Aún cuando hemos salido de la situación del Capítulo 11, tenemos una deuda significativa, que necesitamos manejar, para poder apoyar varios ministerios y responsabilidades. El Diácono John Ruscheinsky, director de la Casa de Retiros del Inmaculado Corazón, dio un informe sobre este centro y su trabajo. El próximo año será la celebración de los 50 años de esa facilidad. Medio siglo de uso, que reclama algunas decisiones sabias y una buena planificación. Después dedique un par de horas para hablar sobre el estado de la diócesis.

Para decir lo menos, el horario de casi dos días de la asamblea, estuvieron muy llenos. Los sacerdotes y yo estamos muy agradecidos por la hospitalidad de las parroquias en Walla Walla.

Todo esto para trabajar juntos, y tomar muy seriamente el trabajo como Iglesia y la nuestra misión que Jesús nos ha dado. Con los corazones abiertos al Espíritu Santo, con responsabilidad como administradores del momento, sabemos que Dios está con nosotros, en nuestro viaje en la fe. Aceptemos esta tarea con mucha alegría y jubilo.

Bendiciones y paz.

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved