Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"Recordando a nuestros muertos"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 20 mayo 2010 del Inland Register)

El día del Recuerdo siempre se nos presenta como un día de reflexión sobre aquellos que se han ido antes de nosotros, sacrificando sus vidas por nuestra nación. Recordar ha sido siempre una parte importante de nuestra tradición católica – por ejemplo, cada tiempo que celebramos la Eucaristía. Jesús dijo a los discípulos en la Ultima Cena: “Haced esto en memoria mía.” Aquí estamos, 2,000 años más tarde, celebrando en memoria de lo que Jesús hizo por nosotros.

En la Iglesia siempre hemos tenido la tradición de recordar a aquellos que fueron una parte importante de nuestra comunidad de fe. Una gira a las catacumbas alrededor de Roma nos proporciona una rica experiencia de cómo la primera comunidad cristiana crea memoriales por los miembros de la comunidad de fe, con lugares de entierro y con imágenes que fueron significativas y nos levantan espiritualmente. Además, nosotros en la Iglesia tenemos la tradición de recordar a los santos y honrar su lugar de entierro. La Basílica de San Pedro y la Basílica de San Pablo fuera de los de la Murallas de Roma son reconocidos como los lugares de entierros por estos santos. Ellos continúan siendo lugares de gran devoción hoy día. Las tumbas de los santos nos ayudan a recordar y nos inspiran.

La Iglesia considera nuestras liturgias de entierro y los lugares de entierro como una parte muy importante de nuestra tradición. Muy a menudo se asocian nuestros cementerios con nuestras iglesias parroquiales. En la Ciudad de Spokane, somos bendecidos de tener tres cementerios católicos para servir a todas nuestras parroquias en el área de la ciudad. El Cementerio de la Santa Cruz está situado en el Norte de la calle Wall, dentro de los límites de la ciudad. Este cementerio ha estado en existencia desde hace ’30 anos. El Cementerio San José en los Huertos de Otis sirve a las parroquias del Valle de Spokane y son una continuación del legado anterior de un cementerio de la parroquia que ahora ha sido incorporado a los Cementerios católicos del Sistema de Spokane.

Recientemente, se ha establecido el Cementerio Reina de la Paz que ha sido establecido en los terrenos comprados a la Casa de Retiro Inmaculado Corazón. Este último lugar de entierro esta sólo en las fases iniciales de desarrollo con varios entierros que ya ocurren allí, incluyendo a Monseñor David Rosage, el director fundador de IHRC. Hay también una sección para sacerdotes y diáconos. La ubicación al lado de la Casa de Retiro, con su belleza, proporciona una atmósfera natural para la apreciación y reflexión piadosa.

Dos veces al año se celebra una Misa en el Cementerio de la Santa Cruz, el Día del Recuerdo y el Día de Todos los Muertos (Nov. 2), y Misas en los Cementerios Reina de la Paz y San José sólo en Día del Recuerdo. Nosotros somos bendecidos con estos lugares, y espero que los puedan apoyar en su plan de entierro. Nosotros en la Iglesia consideramos nuestros cementerios como tierra sagrada. Nuestros tres cementerios han sido consagrados como lugares sagrados. Esta tierra es en la fe una manifestación de la Iglesia y de Cristo. De una manera muy real reflejan nuestro amoroso cuidado y preocupación por los muertos, por aquellos que se han ido antes de nosotros, sobre todo los miembros de nuestras familias y nuestros amigos. En el cementerio de la Santa Cruz también tenemos un lugar de entierro para los cuerpos que no han sido reclamados por nadie. También requieren nuestro respeto y nuestras oraciones. Como una comunidad católica, queremos dar testimonio de nuestra creencia de que cada persona es un hermano y hermana en Cristo, aun los olvidados.

Recientemente, la industria de los entierros y los servicios de funerales se han transformado en grandes conglomerados, en una atmósfera muy competitiva. Cremación se ha vuelto cada vez más popular (aproximadamente el 40 por ciento de los entierros en esta área). La Iglesia no se opone a la cremación, pero nos llama a tener un amoroso y gran respeto por las personas cuando se ponen en la tierra, o en los nichos. Alentaría a las familias católicas a planear por el futuro en los arreglos de las necesidades previas para el cementerio católico como un regalo o expresión de gratitud cuando se dirigen a la muerte de un ser querido.

Somos muy bendecidos con nuestras liturgias de entierro en nuestra tradición católica. Primero, nosotros como una comunidad de fe saluda el cuerpo en la vigilia del servicio. A veces este servicio consta de una oración de la Sagrada Escritura y/ o un rosario. Éste es el tiempo de saludar y consolar a la familia y a veces se cuentan historias. La Misa del entierro es un momento maravilloso del proceso de la muerte de un ser querido en el contexto de la Eucaristía cuando escuchamos las Palabras consoladoras de Dios y recibimos el Pan de Vida. Entonces venga la alabanza conclusiva al final de Misa y la procesión con el cuerpo al lugar de entierro al cementerio.

La breve ceremonia del rito del entierro concluye esta relación física terrenal, reconoce que el cuerpo ahora representa a una persona que está con nosotros de una manera diferente muy especial. A menudo hoy durante el entierro, la urna es suavemente y despacio bajada en la tierra cuando la comunidad congregada, observa y reflexiona. Este ritual simple expresa un tipo de lo que es final de la vida anterior a una maravillosa transformación de una nueva a la que todos nosotros debemos mirar hacia el futuro. Con el entierro de sacerdotes, siempre hacemos esto. Es un momento poderoso de reconocer la realización del trabajo poderoso de Dios en la vida de una persona.

Este Día del Recuerdo nos da la oportunidad celebrar memorias y el regalo de vida de Dios a todos nosotros, incluso de aquellos que se han ido antes de nosotros. Nuestros cementerios católicos proporcionan un sentido de continuidad de nuestra comunidad de fe en unión con todos los santos y de aquellos que se han muerto en la fe.

Que todas las almas de los fieles que partieron, por la misericordia de Dios descansen en paz. ¡Amen!

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved