Catholic Diocese of Spokane, Washington


De Parte del Obispo

"Reflexiones desde Connell a Oroville"


por el Sr. Obispo Mons. William S. Skylstad

(Del edición 10 junio 2010 del Inland Register)

Durante estas semanas recién pasadas de viaje por la diócesis para las celebraciones de las Confirmaciones y las Primeras Comuniones, he estado muchísimo en la carretera. El Sábado, 29 de mayo, después de la celebración en la Parroquia San Vicente, en Connell, manejé por la Carretera 17 y 97 a Oroville, para la celebración de los sacramentos, allí en la tarde. Éstas son algunas de mis reflexiones mientras voy manejando.

Lo que un católico Hace – Lo que un católico no Hace.

Lo que un católico Hace:

• Da la primera atención a su jornada espiritual. Esto incluiría la celebración de la Eucaristía cada domingo y en las Fiestas de Guardar, una atención regular a la oración diaria y sus devociones, y mirar toda su vida con el lente de la fe. La jornada espiritual siempre consta de una curva de aprendizaje. Sobre todo en estos días que tenemos tantas oportunidades de aprender y crecer en la fe.

• Ver todo como una oportunidad de gracia, por igual, en tiempos penosos y difíciles. San Pablo da un gran testigo al enfrentar los desafíos con un espíritu de aceptación y una oportunidad para un crecimiento en la fe.

• Amarse a sí mismo como templo del Espíritu Santo. San Pablo nos dice que el templo de Dios es santo y nosotros somos ese templo. Quizás no pensamos en nosotros como pequeñas Iglesias caminando, pero debemos recordar que somos un espacio sagrado.

• Tener el más alto aprecio por nuestro prójimo, mantener una alta estima de la dignidad de la persona humana desde el momento de su concepción hasta su muerte natural. Esto también incluye la preocupación por los pobres. También debemos ayudar a la Iglesia a vivir esta misión. Podemos hacer mucho más juntos que lo que uno de nosotros puede hacer solo. Nos esforzamos por ser personas justas. También apreciamos la conexión que tenemos con el medio ambiente y la responsabilidad que tenemos por la creación.

• Amar a la Iglesia en todo nivel, con todas sus grandes bendiciones y sus imperfecciones. Los maridos y las esposas deben aprender a hacer esto si su matrimonio es saludable. ¿Por qué debe ser diferente cuando miramos a nuestra comunidad de fe?

• Ser Abogados y constructores de la paz. Durante una visita a Coventry, Inglaterra, el Papa Juan Pablo II dijo que debemos construir la paz en nuestro mundo como una fina catedral. El desafío es grande, pero debemos tratar de hacer el trabajo. Mire cuánta violencia rodea nuestras vidas.

• Participa en la sociedad como un ciudadano patriótico. Éste incluye el apoyo y el esfuerzo de trabajar por el bien común de muchas y diferentes maneras.

• Reconocer los pecados personales y celebrar regularmente el sacramento de la conciliación. Como también lo expresamos en el rito penitencial al principio de la Misa, nosotros todos reconocemos la necesidad del perdón y de la misericordia de Dios. También nos regocijamos en la bondad de Dios.

• Respetos la religión de otros. En el Capítulo 17 del Evangelio de San Juan, Jesús ora así “que todos sean uno.” La división en la Cristiandad debilita el testimonio cristiano. Nuestras relaciones ecuménicas y relaciones con otras religiones nos ayudan a reconocer y apreciar que todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios.

• Vivir una esperanza jubilosa y confiar en el Espíritu Santo. Estamos en las manos de Dios, y confiamos en el protección de su Divina Providencia.

Lo que un católico no Hace:

• Tratar de controlar a Dios y/ o reprochar a otros como la causa de los desastres naturales. Dios no cambia las leyes de naturaleza como una manera de retribución divina y castigo.

• Interpretar la palabra de Dios tan literalmente o rígidamente que se pierde el significado del real mensaje o se emplea mal.

• Demonizar a otras personas o culturas debido al mal hecho o mal. La intimidación no sólo pasa con los niños. Los adultos pueden volverse bastante expertos en ella.

• Manipular las creencias católicas para servir a una ciertas perspectivas políticas o ideológicas. No somos ni Demócratas o ni Republicanos quien sucede ser católico. Somos católicos primero, que resultan ser Republicanos o Demócratas.

• Permitir que su visión espiritual o mundial sea nublada por lo negativo y la desesperación.

• Vivir una mentalidad de silo, en reacción al resto del mundo. Más bien, debemos abrazar el mundo con amor, compasión, y comprensión.

• Abrazar los sacramentos y la liturgia como un mundo privado pequeño. Somos una Iglesia universal y siempre estamos conectados profundamente los unos a los otros en la Misa. Eso exige una participación visible y solidaria.

• Rechazar la cruz, en cualquier forma que pueda tomar. Nosotros, como individuos y como Iglesia debemos conocer la cruz y saber de las bendiciones y gracias de la cruz. El sufrimiento puede ser poderosamente redentor.

• Regocija en lo malo y/o en los acontecimientos de infortunio de otros. En su famoso pasaje sobre el amor (I Corintios 4), San Pablo habla directamente sobre éste.

• Volverse fijos en sus quebraduras o las debilidades de sí mismos o de otros. Más bien, debemos confiar en el poder sanador y en el perdón de Dios. Todos somos limitados y tenemos nuestras faltas y fracasos. El perdón de nuestro Dios es un acto tremendamente creador. Nuestra misericordia, compasión y perdón puede ser también un acercamiento creador maravilloso en la vida de otras personas.

Bendiciones y paz para todos. Mis oraciones y mis mejores deseos de un buen verano.

- Tradujo Hermana Myrta Iturriaga SP


Calendario del Señor Obispo Skylstad

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


WEB CONTACT

© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved