Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Deacon Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Tiempo de Cuaresma

por la Hna. Myrta Iturriaga s.p.

(Del edición 24 febrero 2005 del Inland Register)

Cuaresma es un tiempo muy especial en la vida de la Iglesia y de nuestro pueblo. Con el miércoles de ceniza empezamos una jornada de renovación, de cambio en nuestra vida personal y comunitaria.

Caminamos con Cristo, formando un solo cuerpo. Hacemos el camino de la cruz, queremos identificar-nos con El en el dolor para alcanzar una vida nueva.

Este tiempo nos hace mirar los cambios que tenemos que hacer con signos como: pasar de la muerte a la vida; del pecado a la gracia; de la oscuri-dad a la luz.

Es tiempo de reconciliación de mirar hacia dentro de nosotros mismos y pedir perdón por no responder siempre a tantas bendiciones que se nos dan cada día, como el hijo prodigo queremos volver a casa.

La Iglesia nos recomienda hacer una confesión especial durante este tiempo, muchas personas toman tiempo para hacer un retiro espiritual.

Roguemos por los cursillistas que están haciendo un tiempo de transformación para nuestros hermanos, en la Prisión de Walla Walla.

Es fácil rezar el Vía Crucis como algo del pasado, no así caminar en el Vía Crucis de la vida diaria.

Jesús nos llama a aceptar el dolor como medio de redención, para poder jugar un papel activo en la transformación del mundo. Sin el dolor es fácil cerrarse al verdadero amor, a la generosidad, a la aceptación, al sacrificio y a la vida comunitaria.

Es difícil aceptar el dolor, normalmente en nuestras oraciones pedimos que se nos quite, es la parte humana. Jesús también lo hizo, pero luego reaccionó diciendo: “Padre, que no se haga mi voluntad sino la tuya”

El dolor tiene un valor de transformación en nuestras vidas, nos hace humildes, nos acerca unos a otros, nos abre a la generosidad, a la solidaridad, nos hace sensibles a las necesidades de los demás y nos saca de nuestro egoísmo.

María, Madre de Dolores enséñanos a caminar junto a tu Hijo Jesús durante esta cuaresma, para en estos cuarenta días seamos transformados y así celebrar una Vida Nueva en la Pascua de Resurrección.

Preguntas de reflexión personal:

• ¿Cómo celebraré esta Cuaresma?
• ¿Cómo me uniré a Jesús en el camino de la cruz, que haré para abrirme al dolor de mis hermanos?
• ¿Qué tengo que cambiar en mi vida personal, qué pasos puedo dar este año?


Inland Register archives

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT