Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Deacon Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


La Eucaristía: Signo y Fuerza de Unidad

por la Hna. Myrta Iturriaga s.p.

(del edición 9 junio 2005 del Inland Register)

Su Santidad el Papa Juan Pablo II nos ha llamado a profundizar, en el sacramento más importante de nuestra vida Cristiana, cumbre de todos los sacramentos “la Eucaristía”.

San Pablo nos recuerda que: Cristo es centro y unidad de la Iglesia, él nos dice que en Cristo somos un sólo cuerpo. 1era Corintios 12, 27- 29 y 1era Corintios 3,16. El nos prometió su presencia con nosotros hasta el final de los tiempos.

Somos un pueblo en marcha, peregrinos, como el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento, necesitamos alimento y dirección. Por la fe sabemos que Dios nos guía, nos alimenta y nos transforma en la comunidad eclesial.

En la Eucaristía expresamos esa unidad en la fe. En la Comunidad Eclesial recibimos dirección, para el caminar de cada día y en los sacramentos la gracia, que nos fortalece, nos transforma y alimenta. En la Eucaristía, es Cristo mismo el que se nos da. Con El nos comprometemos a vivir y proclamar el Evangelio.

En el camino, muchas veces nos caemos, nos desviamos de la ruta, pero El esta siempre a nuestro lado para ofrecernos el perdón, en la reconciliación y sólo así podemos reintegrarnos a la comunidad Eucarística y participar plenamente en la mesa de los Hijos de Dios.

Desde muy tierna edad se nos enseñó que para sentarnos a la mesa tenemos que lavarnos las manos y estar bien presentados. Manos limpias y vestido de fiesta, es lo que nos hace recordar que la Eucaristía es la fiesta de la comunidad, que unida en Cristo es capaz de celebrar, esa nueva vida que se nos da. De ella salimos fortalecidos y dispuestos a dar testimonio de nuestra fe y a cumplir con nuestra misión.

Cada Domingo, nos alimentamos con la Palabra del Señor, con el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

En nuestras familias se nos enseño a escuchar con atención y respeto las enseñanzas y direcciones de los mayores, lo que forman nuestras tradiciones familiares y en ellas nos alimentamos del esfuerzo y trabajo común.

Jesús toma esa imagen tan familiar para nosotros, en la Ultima Cena y se compromete a estar siempre con nosotros. 

El nos aseguro que no nos dejaría huérfanos, que se quedaría con nosotros, participando en nuestras vidas, con sus alegrías, y con sus penas, nunca estamos solos.

1. ¿Qué lugar le damos a la Eucaristía en nuestra vida diaria?, ¿Cómo la hacemos vida?
2. En la Eucaristía, Cuerpo de Cristo, ¿Podemos reconocer y ver en nuestros hermanos y hermanas la presencia de Dios vivo, donde El ha establecido su santuario? ¿Qué es lo que nos impide hacerlo?
3. ¿Qué significado tiene para nosotros la Eucaristía Dominical (o diaria)? Es tan fácil convertirla en una rutina, ¿Cómo podemos evitarlo?


Inland Register archives

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT