Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Deacon Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Colecta Anual Católica 2006: Preguntas y respuestas

del Obispo William S. Skylstad

(del edición 2 febrero 2006 del Inland Register)

P. ¿Por qué una Colecta Anual Católica? La misión de la Iglesia no se hace en abstracto. En nuestra cultura se necesita dinero para “hacer que la Iglesia exista,” lo mismo que se necesita dinero en nuestros hogares para “hacer familia.” De acuerdo con esto, cada año pido a los fieles que colaboren conmigo, reuniendo dinero para apoyar la misión de la Iglesia católica en toda nuestra Diócesis.

P. ¿Esta contribución esta segura de que no ira para el pago del juicio o para el pago de los abogados? En respuesta a muchas peticiones de los parroquianos, usted puede escoger restringir su donación verificando esto en el cuadrado apropiado del sobre de su contribución. Una vez seleccionado, su contribución no puede ser usada para el Capítulo 11 o para los gastos legales.

Q. ¿Cómo pone el ACA las metas de cada parroquia?
Los Administradores Diocesanos, claramente, están informados de las presiones financieras que cada parroquia en nuestra Diócesis experimenta. A través de los años los pastores han marcado un 20% de los ingresos anuales de una parroquia (colectas de los domingos/ sobres de la colección del Día de todos los Santos y de los totales de las bolsas de las colectas) como una cantidad aceptable, “Marca sobre las bancas” para establecer una porción a la Colecta Anual Católica de sus parroquias. Esta figura no es impuesta que la parroquia debe reunir. Es una meta de la Campaña. De los pastores y de los parroquianos, sin embargo, se espera que hagan todo lo posible por alcanzar la meta de la parroquia.

Q. ¿Qué es lo que se fortalece con la Colecta Anual Católica?
Las Personas a menudo observan, “Que la Iglesia se realiza principalmente en las parroquias.” en cierto sentido, eso es profundamente cierto. Al mismo tiempo, una dimensión más amplia de la Iglesia, la misión de la Iglesia se extiende más allá de las necesidades de la parroquia local. Como católicos que formamos una comunidad diocesana – en una fe más amplia, realizamos juntos la misión salvadora de Cristo. Los católicos saben que ellos “pertenecen” más que a su parroquia hogar; también participan de la vida de la diócesis. Cuando nosotros católicos nos referimos a “la diócesis” o “administración diocesana,” estamos haciendo referencia a ambos; a las necesidades espirituales y a los aspectos administrativos en los asuntos de negocios de la comunidad católica de más de 95.000 católicos, en los trece condados en el Oriente de Washington. Las personas de las bancas se benefician de muchas maneras (a veces desconocidas, otras veces no reconocidas) de los servicios y programas realizados por la Colecta Anual Católica.

Este año los fondos de la Colecta Anual Católica, casi 91% de los costos administrativos y de los servicios ministeriales, que se necesitan para apoyar la misión del Obispo y los servicios de la Iglesia en toda la Diócesis. Aquí está la forma de distribución de esos costos para el Presupuesto Diocesano 2006-2007:

Ministerios de Sr. Obispo: $254,500
Administración /Contabilidad: $375.000
Evangelización / Escuelas Católicas/ Educación Religiosa: $384,000
“Inland Register”/ Comunicaciones: $100.000
Seminario/ Educación de los Seminaristas: $525,000
Utilidades/ Mantenimiento de la Propiedad: $224,000

Q. ¿Por qué esta urgencia especial de la Colecta Anual Católica este año?
La Diócesis de Spokane no alardea de gran riqueza. Y nunca ha podido hacerlo. De hecho, por años hemos estado al borde de ser calificados como una diócesis “misión”. Antes de la decisión que se hizo de declararnos en quiebra, ante las presiones financieras de la litigación del Capítulo 11, que es nuestro desafío en el presente, la diócesis enfrentó gastos deficitarios debido al aumentó de los gastos para mantener sus diversos ministerios. La vida ministerial de nuestra diócesis siempre ha dependido finalmente del generoso apoyo financiero de las personas en las bancas. Dada a nuestra presente crisis financiera, ese apoyo es más crítico este año, como nunca lo fue antes. En los últimos cinco años un declive significativo en los ingresos del mercado de acciones, el aumento creciente de los beneficios en el cuidado de la salud (incluso de aquellos sacerdotes jubilados)- y, sí, la litigación del Capítulo 11- se han combinado para ser un “tormenta perfecta,” que ha diezmado los recursos financieros de nuestra diócesis. Hemos tenido que despedir personal, eliminar servicios y hemos cerrado la Oficinas de Servicios Parroquiales (PSO) y del Ministerio de los Jóvenes.

Cada uno de estos ajustes ha significado un debilitamiento de la misión de la Iglesia en nuestra Diócesis. Cuando miramos el presupuesto hacia el futuro 2006-2007 - que se apoya en la Colecta Anual Católica de este año- en verdad estamos con los huesos desnudos. No hay fondos de reserva para enfrentar la tormenta. Estamos en una situación de hacer – o – desaparecer. La misión de la Iglesia literalmente está en las manos de los fieles. Sus contribuciones a la Colecta Anual Católica 2006 debe ser una prioridad financiera, si queremos que los elementos esenciales de esa misión puedan continuar.

Q. ¿Cuál es la diferencia entre la Colecta Anual Católica y las otras campañas para reunir fondos?
La Colecta Anual Católica es una de las cuatro colectas diocesanas – más amplias en las que busco cada año el apoyo de los fieles. Estas colectas son: 1) la colecta de las Caridades Católicas, en la Navidad; 2) La Colecta Mundial de las Misiones; y 3) La Iglesia Católica en los Estados Unidos. Estos esfuerzos consolidados están separados de aquellos de la Fundación Católica de la Diócesis de Spokane (una corporación independiente), que a través de los años ha reunido fondos- una campaña para necesidades especiales. Por ejemplo, la donación que resultó de la campaña del 2003 “Aquí Estoy, Señor, Envíame”, ahora ayuda a la educación de los Seminaristas de la Diócesis. También eventualmente proporcionará fondos para la construcción de un Nuevo Seminario “Bishop White”.

Q. ¿Qué es lo que paso con mi donación a “Aquí Estoy, Señor, Envíame” campaña para la educación de los seminaristas y la reconstrucción del Seminario “Bishop White”?
Estoy profundamente agradecido por todos aquellos que continúan haciendo su donación a la campaña “Aquí Estoy, Señor, Envíame”. La Fundación Católica de la Diócesis de Spokane, esta campaña separada es una corporación que no busca ganancias. Todos los fondos coleccionados en este esfuerzo deben ser usados para la expresa intención de la campaña y legalmente está fuera del alcance de la litigación del Capítulo 11. La campaña- popularmente llamado la “campaña del Seminario” – incluida en la Colecta Anual Católica del 2004. El ACA ahora “vuelve” a ser una campaña separada, y continuará de nuevo en la misma manera este año.

Q. El pago de la litigación del Capítulo 11 ¿Cómo afecta a la Colecta Anual Católica?
Los apoyos a la Colecta Anual Católica son para los servicios ministeriales y administrativos de la Diócesis. Por medio de esta Colecta el pueblo de Dios asegura que la misión y los ministerios de la Iglesia continuarán en toda la Diócesis. El pago sobre Capítulo 11 requerirá una cantidad substancial de dinero, pagable a través de varios años. Además de la cobertura del seguro, una porción mayor del fondo para el pago vendrá de la venta de recursos de la diócesis. A la magnitud de un fondo adicional para el pago que va hacer necesario, cualquier arreglo constituye contribuciones voluntarias de las parroquias y se hará separado de la Colecta Anual Católica de los fieles.

Q. ¿Cómo se puede responder a la petición de la Colecta Anual Católica de este año?
Es importante que la decisión que hagan con respecto a la Colecta Anual Católica se base en los hechos, y no en los rumores o equivocaciones. Cualquier tipo de preguntas que tengan sobre la Colecta Anual Católica, de este año, diríjanse a su párroco, al administrador de la Parroquia, o a la Oficina de Desarrollo de la Diócesis (358-4280). Si puedo ser de alguna ayuda, los fieles me pueden contactar a mí también. Todos estamos juntos en esto.

Q. La Diócesis esta sumergida en esta litigación por más de tres años. ¿Por qué no se ha establecido algo sobre los casos de abuso largo tiempo atrás?
He probado varias veces de proporcionar una compensación satisfactoria para las víctimas de abuso sexual, por algunos de nuestros sacerdotes. Pero todos esos esfuerzos (que comencé hace casi dos años) han sido infructuosos. En diciembre de 2004 determiné que a largo plazo podríamos tener una estabilidad financiera y continuar con la misión de la diócesis, declarando quiebra por el Capítulo. Ésta era la única forma en la que conocíamos y que se podían dirigir las demandas desconocidas de víctimas de abuso, en una manera justa. Sin embargo, debido a su naturaleza intrincada, la quiebra es agonizantemente lenta. Con los fieles de la Diócesis comparto un sentido de intensa frustración causada por el prolongado proceso legal. Haré todo que pueda para llegar a un cierre oportuno y justo a esta materia.


Inland Register archives

Home | Bishop | Communications | Parishes | Catholic Charities


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT