Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Noticias de la Región

the Inland Register

(Del Inland Register de 18 Octubre 2012)

OAKLAND, Calif. – El Papa Benedicto XVI ha nombrado al Arzobispo Alex Brunett, Arzobispo retirado de Seattle, como administrador apostólico de la diócesis de Okland. El cambio es efectivo el 4 de Octubre.

El Arzobispo Brunett servirá como obispo interino desde el momento en que el Obispo Salvatore J. Cordileone comienze su nuevo apostolado como arzobispo de San Francisco y hasta el nombramiento de un nuevo obispo.

El 27 de Julio el Papa nombró al entonces Obispo Cordileone para remplazar al arzobispo retirado George H. Niederauer. El Arzobispo Cordileone quien había sido obispo de Oakland desde el 2009, será instalado como el noveno arzobispo de San Francisco en una Misa en la catedral de Santa María de la Asunción el 4 de Octubre.

“Parte de mi trabajo es preparar a la (diócesis) para otro obispo. No estoy aquí para siempre,” dijo el Arzobispo Brunett al saludar a los miembros de la cancillería en Septiembre durante una breve visita a Oakland.

El Arzobispo Brunett, un nativo de Detroit, fue ordenado al sacerdocio en 1958 en Roma. Después de varios nombramientos en el área de Detroit, el Papa Juan Pablo II lo eligió como el obispo de Helena, Montana en 1994. El fue nombrado arzobispo de Seattle en 1997 y permaneció ahí hasta su retiro en el 2010 a la edad de 76. De acuerdo al derecho canónico los obispos deben presentar su retiro a los 75 años.

Antes se había anunciado que el Arzobispo Cordileone sería el administrador apostólico de Oakland después de ser instalado como arzobispo de San Francisco. El explicó en una carta a los empleados, el nombramiento del Arzobispo Brunett “fue hecho para relevarme de los trabajos del gobierno pastoral de dos diócesis al mismo tiempo y al asumir mi posición de dirigente en San Francisco.”

También expresó su agradecimiento al Arzobispo Brunett por “el entusiasmo con que él ha aceptado este nombramiento. El tiene gran experiencia, y confío que esto beneficiará a la diócesis durante el periodo de transición,” dijo.

– Catholic News Service

OREGON
Arquidiócesis de Portland

PORTLAND – En el 2008, Mike Caldwell iba a ser ordenado Diácono permanente en la Iglesia Católica. Pero algo estaba presionando su crecimiento espiritual y no sabía que era.

Entonces se dio cuanta que él no había llorado bien la muerte de su hijo que falleció años antes. Tampoco había expiado por mantenerse débil al momento que le llegaba la muerte a su hijo.

Cuando tenía como 20 años, antes de ingresar a la Iglesia, la novia de Caldwell quedó embarazada. Ella le dijo “que se encargaría de eso” y él se lo permitió.

“Un joven de este mundo diría que se agacho ante las balas,” dijo Cadwell quien ahora tiene 61 años y está sirviendo en la parroquia de San José y en las caridades católicas. “Ahora se que perdí un hijo.”

El y su novia se casaron. Pero como es frecuente en relaciones que han tenido un aborto, el matrimonio no duró.

La vida de Caldwell siguió en tumulto. Se casó una vez más hace 32 años. El y su esposa Linda tienen tres hijos. El entró a la Iglesia. Después de 25 años en la administración de Boneville Power, él se retiró y comenzó la formación para el diaconado. Fue durante su estrago espiritual que el aprendió acerca del programa llamado “Project Rachel,” un ministerio de las caridades católicas para aquellos – hombres y mujeres – heridos en mente y espíritu por el aborto. Después de haberse confesado y haber atendido el retiro llamado “Rachel’s Vineyard,” su vida fluyó mejor.

“El aborto es legal pero interiormente, nosotros sabemos que es malo,” dijo Caldwell. “Los que están a favor del aborto dirán que es una culpa impuesta por la sociedad pero eso no es verdad. Viene desde adentro. Deja a la gente en un lugar donde ellos no pueden encontrar la paz.”

Caldwell ahora ayuda a dirigir los retiros de fin de semana. Todos los miembros del equipo han perdido un hijo por aborto. “Esto nos ayuda a hablar con misericordia, compasión y arrepentimiento,” él explica.

– Catholic Sentinel (Arquidiócesis de Portland)


Inland Register archives

Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT