Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Noticias de la Región

Tradujo Padre Miguel Mejia

(del 20 junio 2013 Inland Register)

OREGON
Arquidiócesis de Portland

Las muertes reportadas por suicidio asistido en Oregón han llegado a un máximo anual de todos los tiempos. En 2012, 77 pacientes con enfermedades terminales murieron por sobredosis letal.

Se ha producido un aumento constante desde que los votantes de Oregón legalizaron el suicidio asistido 1998. Ese año, 16 pacientes se quitaron la vida.

Desde que comenzó la ley, 673 personas la han utilizado para morir. Cada año, muchos pacientes reciben medicinas letales, pero no los utilizan.

Aquellos preocupados por esta ley siguen reclamando. Trabajadores de la salud mental dicen que muy pocos de los pacientes que consideran el suicidio reciben ayuda para la depresión. En 2012, sólo dos de las 77 personas que murieron por suicidio fueron remitidos para una evaluación psiquiátrica. Algunos pacientes han demostrado que el Plan de Salud de Oregon pagaría por suicidios, pero no para el tratamiento médico de sus enfermedades.

Solamente un médico u otro profesional médico estuvo presente en 11 de las 77 muertes este año, lo que le permite a Oregon Right to Life informar acerca de maltrato, coacción e influencia indebida por parte de familiares y profesionales médicos. Las circunstancias son difíciles de investigar, ya que la ley estatal no permite ver la información.

PORTLAND – Un científico y un sacerdote y teólogo hablaron en la Universidad de Portland el 10 de abril y trataron de desacreditar la idea de que la fe y la ciencia están en desacuerdo.

Shannon Mayer, profesor de física y madre de dos hijos en la cercana escuela de la Santa Cruz, dijo que la fe y la ciencia ven al mundo de “maneras complementarias.”

El padre Tom Hosinski, profesor de teología que también ha estudiado la ciencia, dice que los dos sistemas son diferentes maneras de acercarse a las mismas verdades.

Mayer dijo al grupo que, si bien ni una ciencia puede probar o descreditar otra, las observaciones y las creencias de la exploración de la fe y el esfuerzo científico puede “extenderse” entre sí y mejorar ambos.

Por ejemplo, los científicos han encontrado que las constantes físicas necesarias para mantener el universo de una manera buena en la que no choque ni se termine son mínimas. Si el universo cambiara solamente un poquito de velocidad o distancia, el universo no existiría.

“El equilibrio preciso es muy importante”, dijo Mayer, quien ha leído que las posibilidades de tal suerte son casi lo mismo que disparar una flecha a través del universo y dar en un blanco de una pulgada de diámetro.

Para ella, se trata de un universo “afinado” para que exista vida. La ciencia, concluyó, no prueba su fe, pero la alienta.

El padre Hosinski le pidió a la multitud considerar una olla de agua hirviendo en la estufa. El científico puede describir como sucede un cambio químico producido por el cambio de electrones. Pero alguien puede verlo como una futura taza de té.

“La gente asume que sólo hay una manera de saber la verdad y la ciencia y la religión compiten por ella”, dijo el padre Hosinski, criticando tanto a los fundamentalistas religiosos y ateos. “No hay una manera de ver las cosas que agote toda la verdad.”

Mientras que la ciencia tiende a buscar la verdad de los procesos, la religión se ve en cuanto al significado y propósito. Ningún sistema puede sustituir al otro, explica el padre Hosinski.

“Si aceptamos los dos, tendremos una mejor comprensión de por qué la olla está hirviendo”, dijo el padre.

– Catholic Sentinel (Arquidiócesis de Portland)


Inland Register Index | Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT