Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 48, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Noticias de la Región

Tradujo Padre Miguel Mejia

(del 18 julio, 2013 Inland Register)

OREGON
Diócesis de Baker

JORDAN – Cada jueves por la mañana, un pequeño equipo de voluntarios asiste a la Misa o servicio de Comunión en la iglesia Brillante de Nuestra Señora de Lourdes. Después pasan a la rectoría para organizar cartas de 1500 reclusos de los estados del oeste y de varias docenas de familias de afuera que les escriben. Es una pequeña oficina de correos de misericordia.

La mayoría de los sobres contienen las asignaciones de cursos sobre control del coraje, adicción o la crianza de los hijos. Sin embargo, los reclusos y los mentores incluyen notas personales, también. La rectoría sirve como un único punto de entrega para que los voluntarios no tengan que revelar sus direcciones. Corresponsales incluso utilizan seudónimos, ya que tales relaciones pueden ser difíciles cuando son liberados los prisioneros. Pero la protección no bloquea el calor humano que se intercambia en las cartas.

“Yo encuentro esperanza, estímulo e inspiración”, escribió un prisionero de la Penitenciaría Estatal de Oregón. “Lo que están haciendo aquí es verdaderamente impresionante.”

Los presos reciben los paquetes de lecturas y exámenes; y los envían por correo a la casilla de correo central. Las cartas después se envían a los voluntarios, quienes evalúan el trabajo. Cuando los presos terminan un curso se pone en su archivo como algo bueno. El programa se ha hecho famoso entre los presos.

El visionario detrás del ministerio de las cartas tiene 67 años, Billie Walter, ex maestra preescolar que a los 50 años vendió su casa grande con vista al mar y compró un motel deteriorado, en el desierto de California, cerca de San Diego. Allí comenzó a dar la bienvenida a personas sin hogar y perdidos en la frontera mexicana.

Este cambio espectacular de Walter fue provocado por su fe católica y el comienzo de un nuevo hábito: la oración contemplativa frente al Santísimo Sacramento.

Ella tuvo muchos éxitos en su misión de rescate con las personas sin hogar pero tuvo problemas con los que salieron de la cárcel que tenían una gran amargura y el miedo de contribuir en la sociedad. Normalmente ellos terminaron en la carcel. Walter decidió empezar a trabajar con los delincuentes mientras se encontraban en la cárcel para que ellos tuvieran una mayor oportunidad cuando salieran.

El nuevo proyecto incluyó el programa de correspondencia que fue iniciado por el Padre John Auther, un jesuita de California.

Walter estuvo deshabilitada por dos años. En 2005, se fue a vivir al pequeño pueblo de Oregón llamado Lyon para ayudar a su madre de 90 años de edad. A pesar de que abandonó la misión de rescate, ella trajo el ministerio correspondencia con la cárcel. Walter ha estado utilizando sus propios cheques del Seguro Social para pagar los gastos de material de oficina, pero recientemente comenzó a recibir ayuda de la Arquidiócesis de Portland. El Padre Ed Coleman le permite al ministerio utilizar la oficina.

Más de un tercio de la población de presos en los Estados Unidos no reciben ninguna visita y ni correo. Este ministerio cambia eso.

“A ellos les encanta recibir algo en el correo”, dice Walter, quien también visita las cárceles para impartir cursos, incluyendo clases sobre la oración contemplativa.

Los internos revelan cosas por escrito que nunca dirían de cara a cara. “Ellos comparten cosas importantes que tienen en el corazón”, dice Walter.

Hay historias de conversiones de presos, pero sobre todo es una curación lenta pero constante. En muchos casos, los voluntarios que contestan las cartas nunca saben lo que pasa con los internos pero ellos siguen escribiendo fielmente.

“Queremos llegar y mostrarles el amor de Dios”, dice Walter. “No los regañamos, ni criticamos o predicamos.”

De los 50 voluntarios que trabajan desde casa, 18 son de Oregon. Siempre se necesitan más. Muchos de los que se unen a este ministerio son inspirados por las palabras de Jesús: “Cuando estuve en la cárcel, me visitaste.”

– Catholic Sentinel (Arquidiócesis de Portland)


Inland Register Index | Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT