Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 1453, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Del Administrador Diocesano:
El Año de la Vida Consagrada

por el Padre Michael Savelesky

(del 16 abril 2015 Inland Register)

Father Michael Savelesky Hace unas semanas en una mañana de sábado tranquila, el club Serra de Spokane tuvo una Misa y almuerzo especial en la parroquia de San Carlos para las mujeres religiosas de la diócesis. Más de 60 hermanas asistieron.

Tuve el honor de ser invitado, no solamente por ser el Administrador Diocesano, sino también porque las religiosas tienen un lugar importante en mi formación. Las dos semanas anuales en que las hermanas organizaron el catecismo en mi pueblo rural tuvieron un gran impacto en mi vida. Estoy seguro que no soy el único que tiene la experiencia de haber aprendido de estas mujeres de fe tan dedicadas; quienes colaboraron frecuentemente – y muchas veces sin agradecimiento – con los sacerdotes y laicos enseñándoles a nuestros jóvenes la tradición Católica.

La Misa y almuerzo en San Carlos son un evento anual para honrar a las “hermanas,” pero este año tenía un foco especial: este evento es parte de una serie de eventos que se celebraran en la diócesis de Spokane para reconocer la presencia y el ministerio de las diversas órdenes religiosas.

El pasado 30 de Noviembre, el primer domingo de adviento, comenzó el año de la “vida consagrada” anunciado por el Papa Francisco como parte de su esfuerzo para enfocar la atención al 50th aniversario del Concilio Vaticano II. Uno de los 16 documentos del concilio es titulado Lumen Gentium – “Luz de las Naciones.” El documento incluye un capítulo importante sobre el valor de la vida religiosa en la comunidad católica. El año de la vida consagrada terminará el 2 de Febrero del 2016.

El mismo Papa Francisco es un religioso. Cuando asumió el Papado en el 2013, él fue uno de 34 Papas que han pertenecido a órdenes religiosas. Él es el primer Jesuita.

Uno de los principales objetivos del año de la Vida Consagrada es recordar con alegría el reciente pasado. “Reciente” es un término relativo. Como parte de la celebración del centenario el año pasado la diócesis publicó Children of the Sun, un libro totalmente ilustrado detallando nuestra historia en el noroeste. (nota del editor: vea la página 17 para información para obtener el libro). Este libro hizo que nos diéramos cuenta del lugar que las mujeres y hombres religiosos han tenido en el primer siglo de presencia Católica en esta parte del Estado de Washington. “Las sotanas” – los Jesuitas – fueron de los primeros que llegaron a lo que sería el territorio geográfico de la diócesis de Spokane. Muchos miembros de la orden de San Francisco colaboraron con ellos. Hasta después de que la diócesis fue fundada en 1913, las marcas de estas dos órdenes siguen presentes. Su presencia se siente hasta el día de hoy en las parroquias instituciones (pequeñas y grandes) que son parte de nuestra Iglesia local. Traten de imaginarse los miles de feligreses que estos pioneros en la fe han formado y servido.

Children of the Sun también ha proveído un gran testimonio de cómo cienes de mujeres religiosas han formado generaciones de católicos en nuestra área. Regularmente después de que una parroquia fue creada o una comunidad formada, una escuela parroquial equipada por religiosas fue construida – muchas veces la escuela se construyó años antes de que se construyera la iglesia. Antiguas correspondencias que encontramos en nuestros archivos son testigos de cómo los obispos y párrocos pidieron que religiosas vinieran a ayudarnos en estas instituciones de educación para ensenar la fe a los niños. No ha pasado mucho tiempo desde esos años. Y muchos católicos todavía hablan con cariño de su monjita favorita.

Hace dos años cuando la más reciente edición del Directorio Diocesano fue publicado, dijo que la diócesis de Spokane había 152 hermanas, 72 sacerdotes religiosos, y 7 hermanos religiosos. Se identificaron 15 órdenes religiosas, congregaciones y asociaciones piadosas. No todas las personas se encuentran activos en el ministerio pero sus nombres y caras son un gran recuerdo de la fe viva que tenemos.

La Iglesia ha designado el año 2015 como el año de la Vida Consagrada y pide por su renovación en nuestras comunidades de fe locales. Al celebrar el testimonio que los miembros de órdenes religiosas han dado a nuestro servicio, la invitación también se extiende a los jóvenes para que abran su corazón a la vida consagrada.

Las semanas y meses de este año especialmente dedicado a la vida consagrada están pasando – y no podemos dejar que pase sin ponerle atención. Las ordenes de hombres y mujeres que nos han servido tan bien a muchos de nosotros siguen aquí entre nosotros. Muchas de ellas ya no tienen las vestiduras que las identificaban como religiosas en un instante. Pero si alguien platica con ellos o ellas, se dará cuenta que tienen el mismo celo por la fe que nace de un corazón que ha encontrado una perla preciosa. Nuestra gratitud nos mueve a buscar una manera de manifestar nuestro aprecio por el sacrificio que cada uno de ellos ha hecho por estos años de servicio.

(El Padre Savelesky es el administrador electo de la Diócesis Católica de Spokane.)

– Tradujo Padre Miguel Mejia


Oración para el Año de la Vida Consagrada

Oh Dios, tú que a través de los tiempos has llamado a mujeres y hombres a fin de que vivan la caridad perfecta por medio de los consejos evangélicos de la pobreza, la castidad y la obediencia. Durante este Año de la Vida Consagrada te damos gracias por estos valientes testigos de la fe, que son también modelos de inspiración. Con su empeño por lograr la santidad ellos nos enseñan a ofrecerte nuestra vida de una manera más perfecta. Te pedimos que continúes enriqueciendo a tu Iglesia con hijos e hijas que, habiendo encontrado la perla de gran valor, atesoran el Reino de los cielos por encima de todas las cosas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos, Amén.


Inland Register Index | Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT