Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 1453, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Escuchemos a la voz del Buen Pastor

por el Obispo Thomas Daly

(del Inland Register de 21 abril 2016)

En la Misa a lo largo de la temporada de Pascua leemos del Evangelio de San Juan, donde nos da la imagen de Jesús el Buen Pastor. Durante este tiempo, la Iglesia universal pide a los fieles católicos que nos enfoquemos en nuestro llamado individual a la santi-dad. Es decir, cada persona que profesa la fe en Jesucristo, debe esforzarse por vivir una vida agradable a Dios. Esto implica la oración diaria, la participación en la Misa, y las obras de caridad. También significa que buscamos la voluntad de Dios para nosotros. Los santos nos han enseñado que si una decisión nos trae la paz verdadera, entonces podemos confiar en que es la voluntad de Dios para nosotros.

Cada día nos enfrentamos a la realidad de que estamos viviendo en un período en la historia de la Iglesia que es un cruce de caminos. En estas primeras décadas del siglo 21, la sociedad en muchos países, que fueron tradicionalmente cristianos, ha abandonado la inspiración del Evangelio y ha adquirido una forma de vida muy secular, que a veces es anti-religiosa.

Esta vaguedad (ligereza) moral intenta silenciar la voz de Cristo el Buen Pastor ahogando la voz de nuestra conciencia. Para muchos, la palabra “pecado” no existe en nuestro vocabulario, la dignidad de la persona humana está en una discusión sin fin, mientras que los no-nacidos, los pobres, los ancianos y los enfermos se consideran como una carga. El Papa Francisco ha hablado con frecuencia sobre “los olvidados,” es decir aquellos que son más vulnerables en nuestra sociedad, y la forma en que se consideran indignos de nuestra compasión, cuidado, y protección.

Como cristianos Católicos, sabemos que hay una necesidad de desafiar las voces que intentan callar a Jesucristo. La manera más efectiva de hacerlo, es a través de la proclamación valiente del Evangelio, con nuestras vidas dando testimonio de la Buena Nueva. Durante este tiempo de Pascua, todos debemos preguntarnos: “¿Estoy siguiendo la voz de Cristo el Pastor y las enseñanzas del Evangelio? O, ¿es mi vida un rechazo de nuestro Señor, un compromiso presumido, que selecciona y escoge de cualquier fuente? ¿Soy yo un Cristiano los domingos y un pagano por seis días?

Nuestra oración diaria debe incluir una intención pidiendo que podamos crecer en la santidad. Esto requiere que escuchemos la voz del Buen Pastor, quien ha dado a cada uno de nosotros una vocación en esta vida. Nuestra oración por las vocaciones debe estar acompañada de un compromiso de igual tamaño para ser modelos de fe y pedir a nuestros jóvenes que consideren servir a nuestro Señor. Responder a este llamado no será fácil ni estará libre de problemas, pero Jesucristo está llamando a nuestros jóvenes a ser la voz de Cristo en nuestros tiempos, una voz que puede cambiar la vida de los demás por toda la eternidad.

–Tradujo Padre Miguel Mejia


Bishop Daly Index | Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT