Catholic Diocese of Spokane, Washington



From the

Official News Magazine of the Diocese of Spokane

Eric Meisfjord, Editor
P.O. Box 1453, Spokane WA 99210
(509) 358-7340; FAX: (509) 358-7302


Pide la bendición del Señor sobre todos los agricultores

por el Obispo Thomas Daly

(del Inland Register de 21 julio 2016)

A principios de este mes celebré las misas del fin de semana en la parroquia de San Patricio en Colfax y la parroquia de San José en La Crosse. El viaje desde Spokane al pasar por los campos de trigo y cebada siempre me recuerda cuán bendecidos somos por vivir en tal belleza natural en el este de Washington. Aunque a menudo son pequeñas, muchas de nuestras parroquias en las áreas rurales siguen siendo vibrantes debido al compromiso de las familias de agricultores que por generaciones han mantenido viva su fe católica. Al haber crecido en San Francisco, mi experiencia personal con las comunidades agrícolas se limita a las visitas ocasionales de verano a los parientes que tenían huertos de almendras al norte de Sacramento. Ahora como obispo, tengo la oportunidad de visitar y escuchar las experiencias de muchas de nuestras familias que continúan creciendo los cultivos que ayudan a alimentar a nuestra nación y nuestro mundo.

Después de la misa de vigilia del sábado en Colfax, los feligreses tuvieron una cena de traje. En La Crosse, almorzamos después de la misa del domingo. Durante ambas comidas, las conversaciones reflejaban las preocupaciones y esperanzas que los padres y abuelos tienen – no sólo por sus propias familias, sus parroquias y los pueblos de la zona, si no también por nuestro país. Sus puntos de vista reflejan un humilde sentido práctico que sin duda se deriva de las lecciones aprendidas de sus años en la agricultura. Percibo una mayor conciencia de la Providencia de Dios – es decir, hasta qué punto nuestras vidas dependen de la bondad de Dios y, de manera adecuada, lo que sigue es un fuerte sentido de la administración.

La gratitud por el don de la creación, la responsabilidad de cuidar lo que se nos ha confiado, y lo que se requiere para seguir alimentando a tantos caracteriza su existencia cotidiana. Gran parte de la vida de los agricultores está fuera de su control. Las condiciones climáticas variables que incluyen los años de sequía ocasionales aumentan la necesidad de paciencia. Esto está en fuerte contraste con el modo de pensar que a menudo se encuentra en zonas donde la innovación tecnológica gobierna el día. Allí, la humanidad es el creador y la paciencia es vista como un enemigo de la doctrina universalmente aceptada que piensa que lo más rápido es lo mejor. También, la creencia errónea de que la vida no está completa sin la distracción constante de la comunicación instantánea y no es de extrañarse que la fe en Dios esta frecuentemente ausente.

San Isidro es el santo patrón de los agricultores. Con gran parte de nuestra diócesis abarcando comunidades rurales, me sorprende que no haya una parroquia de la Diócesis de Spokane con él como patrón. Un hombre casado que murió a principios del siglo 12, fue canonizado en 1622 el mismo día que los Santos más populares: San Ignacio de Loyola, San Francisco Xavier, Santa Teresa de Ávila y San Felipe Neri. Aunque ciertamente no es tan conocido, el día de la fiestividad de San Isidoro es el 15 de mayo y él también es el patrón de la Conferencia Nacional de la Vida Rural Católica de los EE.UU. Pidamos por su intercesión y por las bendiciones abundantes del Señor sobre todos los que cultivan las tierras del este de Washington.


Bishop Daly Index | Home


© The Catholic Diocese of Spokane. All Rights Reserved

WEB CONTACT